Ir en bicicleta es fácil….si sabes como.

Muchos padres recordamos los ratos amargos que se pasan hasta que los niños arrancan y van por si solos en una bicicleta.

Una buena manera de acortar la angustia es desarrollando el equilibrio del niño.

La mejor manera es utilizar una bicicleta sin pedales para adquirir seguridad y fomentar la habilidad psicomotora . Gracias a ellas se adquiere el equilibrio de forma natural y progresiva.

Se utilizan a partir de los dos años y conforme avanzamos en edad también podemos utilizar las mismas bicicletas de adulto sin usar los pedales, con el único objetivo de mejorar el equilibrio.