Y uno de los grandes propósitos del año y de la vida: comer saludablemente.

¿Por qué?

Porque comer saludablemente permite incluir todo tipo de alimento en nuestra dieta, para tener el aporte necesario de vitaminas y minerales. Así nuestro organismo funcionará bien a corto y largo plazo.

Para ello, tenemos que tener en cuenta estos requisitos antes de planear nuestros menús:

  • No obligar a comer: No creemos actitudes negativas, puede ser algo puntual y si es cotidiano lo preferible, antes de obligar es reeducar el paladar introduciendo el alimento con alguna estrategia.
  • No improvisar: organizar menús semanales es la mejor forma de comer equilibrado.
  • No llenar mucho el plato o en su defecto permitir que sobre al finalizar.
  • La bebida habitual debe ser siempre agua.
  • No repetir menú todas las semana.Siempre teniendo en cuenta; tomar verdura y fruta todos los días. Legumbres y pescado 3 o 4 veces por semana.

¡Y… buen provecho!.